Esperanza en la Poesía.

La música me abre secretos que ahora están dentro de mí. ” Héroes del silencio.

” ¡Cuántas cosas hay que no necesito! ” Sócrates en un mercado.

Cuanto mayor es el nivel intelectual de una persona, mayor es la estructura linguística con la que piensa y se expresa, la complejidad y exigencia de su lenguaje denota su riqueza intelectual, la minuciosidad y cuidado a la hora de analizar cuestiones y desarrollarlas (salvo casos de gruesa pedantería, esa que, tras una concatenación de palabras y estructuras sintácticas rebuscadas no hay sino el más absoluto vacío intelectual). La poesía irrumpe con su implacable fuerza a este respecto. En efecto, se trata de un lenguaje cuidado, en el que a través de palabras nos aproximamos a realidades vividas por el poeta: cada palabra adquiere en cada poema un nuevo significado, ensanchando sus límites (en que situábamos a cada palabra) hasta rebasarlos y cuyo sentido sólo se concibe adscrito a un contexto poético, de manera tal, que el lector padece una (sanísima) transformación en cada viaje poético, y su estructura linguística ascenderá un escalón, por lo tanto su capacidad intelectual se asentará sobre bases más firmes, por ser su horizonte mental más claro y alto.Hoy estamos obligados a convivir con el lenguaje de los mass media, lenguaje el cual es singularmente simple, y ello por dos motivos principalmente: el primero es que sus mensajes han de llegar al mayor número de personas posible; el segundo es el interés en aumentar progresivamente la estupidez mental de la masa (¿qué pasaría si todos pensásemos? ¿no seríamos un peligro?, luego, ¿qué nos esconden?), para de esa manera poder dirigir sus movimientos y tenerlos bien controlados (cuando uno siente en sus carnes esa impotencia, como dice Baudelaire: “el cielo bajo y bochornoso pesa como una tapadera…”). Obsérvese, por ejemplo, el lenguaje deportivo; la simplicidad desesperante de las declaraciones de los deportistas: “haremos todo lo posible por ganar el partido” o “trabajamos día a día para conseguir nuestros objetivos…”, la verdad que es más rancio que la diplomacia política actual (aunque no tan crudamente perversa); y claro, es que estas frasecitas las ha de entender un adulto cualquiera, pero también un chavalito de diez años al que le gusta el fútbol, y que lee el mismo periódico que el adulto. No digamos el lenguaje de los foros de internet, o de los anuncios publicitarios, donde se trata de explotar los temores del público destinatario: “bebe este ron y ligarás esta noche” o “cómprate estas gafas, y no sólo serás sofisticado, sino que además atraerás al sexo opuesto (o al mismo)”.No merece la pena dedicar más tiempo a enumerar la simplicidad de estos lenguajes que se nos imponen totalitariamente, por estar en la mente de todos, porque los anteriores son ejemplos canónicos de éstos.

Hay muchas maneras de intentar reventar la tapadera de que nos habla Baudelaire, pero acaso sea la Poesía la más esperanzadora de todas cuando uno padece la desesperación del vacío que se esconde tras todas nuestras vidas. ¡Ánimo a todos los que no se hayan iniciado en la poesía, al principio puede costar integrarse en el lenguaje poético, pero como todas las cosas de esta vida, el esfuerzo nos desvela lo más maravilloso de ella!

Poemas de Jorge Guillén:

EL VIAJE

Habrá un agua entre peñas,

Habrá con hojas viento,

Los mirlos buscarán alturas de álamos,

Unos cerros sin nada

Serán la pista buena de la luz,

Hasta el fondo del coche tendrá aurora,

Y entre ruedas crujientes

Y el pesadísimo entresueño

Veré avanzar los inmortales

Himnos de amor.

DELICIA EN FORMA DE PÁJARO:

       ¡Oh follaje de estío,

Amor, rumor, verdor, plenitud tan ligera:

       Quién, alado, te diera

Voz sonada en las hojas, murmullo de ribera,

       El acorde de estío!

http://www.poesia-inter.net/

One Response

  1. La revolución fría consiste en apagar la radio, televisión, dejar de comprar por un instante, dejar de consumir, consumir y consumir; desconectarse, como dice Michel Houellebecq, qué mejor para estos momentos revolucionarios que un poco de poesía, es decir, estar un rato con nosotros mismos, es la contraposición más firme a la sociedad de consumo, una de las maneras de prepararse para otra lucha, ya me entendéis. Seguir así en el weblog, contar con mi colaboración. Ah, he visto este texto en http://es.novopress.info/?p=1668.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: