Salvarse como españoles

PUBLICADO EN http://www.terciocatolico.com el 3-4-2009
Puede parecer un ardid o forzar un razonamiento, pero es cierto que para salvarnos como hombres es necesario que nos salvemos como españoles, los que los somos, por supuesto.

Es de Fe que Cristo redimió, en potencia, a todo hombre, a la naturaleza humana y, por tanto, incluso en el aspecto de estar referido el yo esencialmente al tú y a la comunidad. Sería una sospechosa mutilación de la doctrina cristiana del hombre el que en él se considerara únicamnente llamada por Dios el alma individual. Por eso, decíamos anteriormente, que en el liberalismo no cabe la salvación de la propia alma, ya que, no deja de constituir un acto egoísta, una hipocresía de fariseos que en eso consiste el liberalismo llamado, mal, católico. Desde el punto de vista de la santidad, la situación social tiene enorme importancia, ya que el trastorno del orden social querido por Dios hace extraordinariamente difícil para un número enormemente grande de hombres lo único necesario: su eterna salvación. Son palabras de Pío XI en Quadragesimo anno.

Vemos en esas palabras el paradigma de santidad en la vida secular: Amor a Dios y amor al prójimo que se cristaliza en el orden social. La virtud por excelencia, la Caridad, se ancla así de manera insoslayable entre Dios y la Patria. No en ese estúpido y miserable concepto marxista de internacionalización, ni en su correspondiente liberal de globalización, sino en el cercano y próximo de la Patria. El llamado tercer mundo no necesita limosnas, sino civilización para poder ordenar su cultura específica, con sus pros y sus contras, pero en lugar de llevar a Dios, hoy se prefiere llevar la democracia liberal, con sus grotescos errores y miserias enfundada en la industria de las gomas elásticas, llámese condón.

¿Pero que civilización vamos a llevar si hemos destruido todo vestigio de la misma? La mejor prueba de la existencia de España es el afán por destruirla en base a mentiras. Todos los separatismos nacen de la falsificación sistemática de la historia, a partir de la cual realizan sus maniobras desgarradoras y destructivas. Para ordenar la sociedad primero hay que conocer la material que hay que informar, y esa materia es la que se corrompe a velocidad de vértigo, y esa materia no es más que el ser de España. No, no nos salvaremso como hombres si no nos salvamos como españoles, y para ello es preciso barrer toda ideología, todo partido y comenzar la reconstrucción.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: